FEMLEGAL 25 N: Apego y violencia de género

El apego, podemos definirlo como un lazo afectivo que se forma entre el/la niño/ a y cada una de las reducidas personas con las que establece una relación especial, inicialmente la madre, que le impulsa a buscar la proximidad y el contacto físico en algunas circunstancias y a comunicarse a cierta distancia en otras. De él se derivan dos aspectos básicos para el desarrollo: la seguridad y la exploración.

Cuando el menor es expuesto a situaciones de violencia de género por parte de sus progenitores, ese vínculo no es seguro y de ahí surgen los trastornos de apego que se caracterizan por:

  • Relaciones sociales en la mayor parte de los contextos sumamente alterada e inadecuada para el nivel de desarrollo del sujeto, iniciándose antes de los 5 años de edad, y puestas de manifiesto por (1) y (2):

(1) Incapacidad persistente para iniciar la mayor parte de las interacciones sociales o responder a ellas de un modo apropiado al nivel de desarrollo, manifestada por respuestas excesivamente inhibidas, hipervigilantes, o sumamente ambivalentes y contradictorias (por ejemplo: el niño puede responder a sus cuidadores con una mezcla de acercamiento, evitación y resistencia a ser consolado, o manifestar una vigilancia fría)

(2) Vínculos difusos manifestados por una sociabilidad indiscriminada con acusada incapacidad para manifestar vínculos selectivos apropiados (por ejemplo, excesiva familiaridad con extraños o falta de selectividad en la elección de figuras de vinculación).

El trastorno de apego grave sería una habilidad muy reducida para responder emocionalmente y socialmente de una manera adecuada. El trastorno de apego cubre una serie de problemas de comportamiento que se observan frecuentemente en aquellos niños /as que no han recibido suficiente atención durante los primeros años de vida.

El trastorno de apego sería una de las consecuencias más graves de la violencia de género en menores que impartiremos en el curso Consecuencias de la violencia de género en menores, impartido por FEMLEGAL.

Consecuencias de la Violencia de Género en menores. 15/11

Bea Guerra, psicóloga tanto en el ámbito público como privado en CIM, ONG, llevando a cabo proyectos tanto preventivos como de intervención psicosocioeducativa en diferentes colectivos (niñas/os, adolescentes, mujeres, familias, enfermedad mental…). Puesta en marcha de programas de atención psicológica individual, grupal y familiar con distintas poblaciones y problemáticas. Formación en temas de igualdad e intervención psicológica en víctimas de violencia de género y terapia familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *