ayudasparto

Ayudas antes y después del parto

Cuando antes de finalizar el verano, hacíamos una encuesta entre nuestras seguidoras sobre qué temáticas les gustaría que tratásemos en el blog y en las redes sociales , ésta era una de ellas. Y la leía, y la releía, y no tenía muy claro por dónde cogerla: si se refería a ayudas y subvenciones a madres o familias ante un embarazo, cheques bebé por nacimiento de hijas o hijos, ayudas durante el descanso por maternidad o paternidad, … ¿?

 

Le seguía dando vueltas y al final llegué a una conclusión: la falta de información, lo que las familias demandan es información!!! ¿Si no por qué harían una pregunta así? Porque cada profesional cubre su parte del “pastel”: la salud, la atención sanitaria, el cuidado físico del bebé al nacer, etc, pero no existe una profesión que de manera global pueda atender a esta necesidad de información, de miles de dudas que surgen en este período vital tan importante, y donde lo que físicamente está pasando, muchas veces no nos deja tiempo de pensar en otras cosas.

 

Pero sí, sí que existe algo que se le aproxima bastante y, siendo aún una profesión muy desconocida y por desconocida muchas veces malentendida, que son las doulas. Si bien es cierto que no existe una regulación oficial de la profesión de doula (¿hace falta?, después de haber escuchado en vivo y en directo a LA doula Lilianna Lammers yo desde luego me lo cuestiono abiertamente) y situándome en este caso como mamá y no como profesional jurídica, en mi caso la única persona que me podía informar antes del parto del cómo, del dónde, de las diferentes opciones, de dónde informarme de mis derechos,  de cómo ejercerlos, de cómo expresar como me sentía, a quién quisiera, de dónde encontrar aquellas otras profesionales que podían atender mejor mis necesidades como mujer embarazada, desde el yoga la fisioterapia…, y también después del parto de saber identificar mis emociones, si me pasaba tal o cual cosa a qué profesional acudir, que cuidados son básico para mi bebé, etc, era una doula.

 

La actualidad no está de nuestra parte, aunque cierto es que hay quien dice “habla mal de mi, que por lo menos hablas…”. Cierto es que hay cosas que se sacaron de lugar, de contexto, y cierto es que tendrá que haber profesionales que trabajan en negro, como en todas las profesiones, y profesionales que se extralimitan en sus funciones, como en todas las profesiones. Y cierto es, que como en todas las profesiones, la Justicia está para denunciar estos casos a nuestra disposición, pero en ningún otro caso veo, por ejemplo, al gremio de los cocineros de élite, exigir que se extinga la profesión de pastelera por una intoxicación en una boda… es un ejemplo llevado al límite pero es muy parecido a lo que ha pasado con las doulas por parte del colectivo de enfermería, rectifico perdón, por sus representantes. Somos muchas las doulas que trabajamos codo a codo con matronas, que hemos entrado en partos con el ginecólogo presente, o que nos recomienda en un postparto difícil , derivadas por la matrona de turno del centro de salud.

 

Así que amigas, amigos y seguidores. Si queréis saber más info sobre esta profesión, estar atentas y atentos a esta página, donde os seguiremos contando más éxitos y sinsabores de esta profesión que espero tenga algún día su acogida normalizada. Nosotras mientras tanto, seguiremos en formación continua para atender vuestras demandas.

 

Y lectora que escribiste esta pregunta, si te identificas y esto no era lo que buscabas, te debo un nuevo artículo ;-).

 

Ana García.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *